¿Qué es?

Una ecografía en 3D es una imagen del feto fija y con volumen, es decir, en tres dimensiones (3D). Una ecografía en 4D es una ecografía 3D con movimiento, es decir, un vídeo.


La principal diferencia con las ecografías convencionales (2D) es la tecnología utilizada, ya que permite ver al bebé en 3D, es decir, con volumen y en movimiento.

La eco 4D nos enseñará una imagen casi idéntica a cómo será tu pequeño cuando nazca, con sus expresiones de enfado o alegría, sus gestos más comunes, que te arrancarán más de una sonrisa, y las posiciones en las que se encontrará más cómodo cuando esté durmiendo en su cuna.  Si no has podido venir antes a conocer a tu pequeño, no te preocupes, todavía estás a tiempo. Además, si no se puede ver no cobramos nada, aunque estamos seguros que cuando escuche la voz de su mamá abre sus ojos y se despierta buscando sus caricias. Gracias a la última tecnología de MI ECO BABY podemos casi asegurar que verás a tu bebé hasta la última semana de gestación.